jueves, 16 de abril de 2015

ANGEL FOOD CAKE

Este bizcocho lo he hecho ya en varias ocasiones, ya que es muy sencillo de preparar, no lleva yemas (quitamos calorías), podemos usar las claras que ya vienen envasadas, es muy rápido de preparar, lleva muy poca harina. Pero algo malo tiene que tener y es que lleva mucha azúcar, y está tan rico y es tan ligero que te vas a tomar medio bizcocho de una vez.
Para hacer este bizcocho se necesita un molde especial de Angel Food Cake.
Es un molde de aluminio, de tubo, desmoldable y con patitas. Los hay de 18 cm de diámetro y de 25. En caso de no tener este tipo de molde lo podéis hacer en uno de aluminio redondo.
La receta la he hecho tal cual de la de Bea Roque.
INGREDIENTES (para un molde de 18 cm)
  • 9 claras de huevo 
  • 75 g harina 
  • 200 g de azúcar glass
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de cremor tártaro
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla 
PREPARACIÓN
Precalentamos el horno a 170º.
Importante NO HAY QUE ENGRASAR EL MOLDE.
Tamizamos la harina y reservamos.
Tamizamos el azúcar y reservamos.
Batimos las claras, a velocidad baja, junto con el cremor tártaro y la sal, durante un minuto hasta que el cremor tártaro se haya disuelto totalmente.
Aumentamos la velocidad de la batidora y continuamos batiendo hasta que las claras hayan montado y consigamos que se formen picos blandos. 
Sin dejar de batir, bajamos la velocidad y vamos incorporando el azúcar poco a poco.
Incorporamos el extracto de vainilla y continuamos batiendo a velocidad media durante 1 minuto.
Bajamos la velocidad. Y vamos añadiendo poco a poco la harina.
Ponemos la masa en el molde, ayudándonos con una espátula.
Horneamos durante 40 minutos.
Estará listo si la parte superior esta doradita, y ya no aparece húmeda (la tocamos ligeramente para comprobarlo).
Una vez horneado lo sacamos del horno, damos la vuelta al molde y lo dejamos enfriar durante al menos 1 hora.
Pasado este tiempo, pasamos un cuchillo por los lados y por el borde del tubo para que se despegue el bizcocho.
Estos moldes tienen la base desmoldable, así que le daremos la vuelta sobre un plato.
Lo dejamos enfriar otra hora sobre una rejilla. Hasta que esté totalmente frío.
os va a encantar. es muy ligero y con un sabor muy especial.
Un beso y hasta mañana. 

4 comentarios :

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!